De cara a un nuevo año académico en pandemia, la Universidad Católica Silva Henríquez ha determinado desarrollar sus clases en modalidad híbrida, al menos durante primer semestre 2021.

Para estos efectos, se han equipado un total de 135 salas de clases- entre el Campus Lo Cañas y Casa Central- con la mejor tecnología para transmitir adecuadamente las clases en tiempo real. Esta modalidad permitirá a los estudiantes interactuar directamente con los académicos, tanto si participan presencialmente, como desde su domicilio. 

Los aforos en sala se determinarán considerando la envergadura de los cursos y funcionarán con todas las normas sanitarias y de distanciamiento establecidas.

La misma precaución se tendrá en el caso de los laboratorios, principalemente del área de salud, que poseen una dinámica distinta de trabajo.