UCSH
4 de años Acreditación
Sala de Prensa

Dirección de Comunicaciones

Detalle de Noticia

Académico de la UC Silva Henríquez es curador de una exposición de fotografías que vivieron en el exilo durante 25 años

Exposición fotográfica 'Chile desde Adentro'.
Exposición fotográfica 'Chile desde Adentro'.

Jorge Gronemeyer tiene a cargo la muestra ‘Chile desde Adentro’ que incluye una serie de retratos de situaciones ocurridas durante la dictadura militar. Se expondrá hasta el 13 de septiembre en el Centro Gabriela Mistral.

09/09/2015

“El primer paso para concretar este proyecto fue seleccionar esta importante obra: Chile from Whitin. Un libro que vivía una situación de exilio, que fue publicado en Estados Unidos en el año 1990 y que, durante 25 años, no había sido publicado en nuestro país ni en idioma español. Es un ejemplar que por diversas razones nadie pudo o se atrevió a publicar hasta ahora”, explica Jorge Gronemeyer, académico de la Escuela de Educación Artística de la UC Silva Henríquez y curador de la exposición fotográfica ‘Chile desde Adentro’.

La muestra está compuesta por setenta fotografías tomadas durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y estará abierta al público hasta el domingo 13 de septiembre en el Centro Gabriela Mistral (GAM). “Fue un proceso largo, tuvimos que obtener los permisos de todos los fotógrafos, escritores y de la editora original, Susan Meiselas”, comenta el curador.

Gronemeyer, también profesor de fotografía básica y digital en la casa de estudios salesiana, confesó que para poder dar vida a este proyecto financiado mediante Fondart, “fue muy relevante el equipo de trabajo. Estuvo compuesto por: Paz Errázuriz, quien participó del proyecto original y que hizo el nexo con el actual; Alexis Díaz y Mónica Nyrar, a cargo de la producción; Sergio Pérez, encargado del  diseño del libro, quien además fue el responsable del diseño de la versión original; y yo, director del proyecto, curador y editor”.

 -¿Qué funciones realizas como curador de esta exposición?

- Se relacionan con varios niveles, desde los conceptuales a los formales. Es un trabajo que se establece entre la museografía, la crítica, la promoción cultural e, incluso, como trabajo creativo.

 -¿Qué destacas de esta muestra?

- Primero, debo decir que esta exposición es la puesta en escena en un espacio galerístico del trabajo contenido en el libro y requiere de un compromiso, entendimiento y sensibilidad con el tema. En segundo lugar, destaco el espacio de exhibición, ya que el GAM tiene una historia potente con respecto al gobierno de Allende (UNCTAD II)  y a la dictadura de Pinochet, cuando se llamaba Edificio Diego Portales. No podía haber un mejor lugar para esta muestra.

 -¿Qué podrán ver los asistentes?

-Además del material fotográfico, a modo de complemento, introduje al recorrido una recopilación de publicaciones sobre el uso político de la imagen fotográfica como propaganda y como resistencia de la dictadura que entregan al público una introducción al tema. Además, realizamos un video con entrevistas para acercar a los asistentes y a los autores/as y solicitamos al  historiador, Gabriel Salazar, un texto relacionado: ‘Las Grandes Alamedas de la Memoria’.

-¿Cuál es la esencia de ‘Chile desde Adentro’?

- Es una exposición ‘necesaria’, ‘imprescindible’. Es la historia contada por sus protagonistas, es la evidencia de un país fracturado por el golpe de Estado y la dictadura. Es una invitación a reflexionar sobre el Chile actual. La idea es que el público recorra la exposición y recuerde lo que pasó en esos años, que  se cuestionen lo que pasó, a dónde estamos, en qué hemos avanzado, en qué no y qué asuntos están pendientes en nuestra sociedad.

-La muestra se inauguró el 21 de julio, mismo día que se reabrió el ‘Caso Quemados’, ¿Qué opinas de eso?

-Eso fue algo increíble. Fue una especie de ‘alineación’ que hizo que el mismo día en que estábamos lanzando el libro e inaugurando la exposición, se reabría  el caso. Por lo mismo, la muestra tiene un gran carácter emotivo, conmemorativo y de actualidad. De hecho, hay fotografías de Carmen Gloria Quintana y del funeral de Rodrigo Rojas de Negri, víctimas del ‘Caso Quemados’.  Además, la exhibición y el libro, están dedicados a Rodrigo y al fotógrafo, Christian Montecino, también asesinado por la dictadura, en el año 1975.

-¿Cómo te vinculas con el tema de la exposición?

-Me relaciono con el tema en varios niveles. Primero, yo nací en 1971, es decir, en democracia, en el Gobierno de Allende y tenía un par de años cuando ocurrió el golpe cívico/militar. Mi familia era de izquierda, mi padre fue militante socialista y la dictadura fue una verdadera tragedia para él, como para tantos chilenos. Crecí en este tiempo en la ciudad de Quilpué y al igual que muchas personas de la época, somos el resultado de esa historia, de esos hechos. Se nos marcó para siempre. No hay que olvidar que vivimos con miedo, en una sociedad violenta y con un profundo ‘apagón cultural’. Entonces, me pregunto: ¿cómo no va a tener consecuencias todo eso? Claro que las tiene, es cosa de recordar que nuestro país aún funciona con la estructura económica y social heredada y maquinada por la dictadura.

Por último, cabe mencionar que en la exhibición la pobreza aparece retratada y se presentan fotografías de niños y jóvenes con heridas de bala y calles vacías por el toque de queda. Las fotografías de la muestra pertenecen a los chilenos: Paz Errázuriz, Alejandro y Álvaro Hoppe, Helen Hughes, Jorge Ianiszewski, Héctor López, Kena Lorenzini, Juan Domingo Marinello, Christian Montecino, Marcelo Montecino, Óscar Navarro, Claudio Pérez, Paulo Slachevsky, Luis Weinstein y Óscar Wittke.