UCSH
4 de años Acreditación
Sala de Prensa

Dirección de Comunicaciones

Detalle de Noticia

Aprendizaje Servicio una metodología que fomenta el desarrollo social y profesional de los jóvenes universitarios

Algunos de los integrantes de A+S en el 18 Seminario de capacitación organizado por CLAYSS
Algunos de los integrantes de A+S en el 18 Seminario de capacitación organizado por CLAYSS

Hoy, fruto de un trabajo de casi 5 años, se dan los pasos para su institucionalización, en el marco del rediseño curricular y los compromisos contraídos en el Plan de Desarrollo Estratégico 2012- 2020.

16/10/2015

Aprendizaje Servicio (A+S) es una metodología que desafía a profesores, estudiantes y, a la vez, una oportunidad para pensar la educación de una manera visionaria, acorde a las necesidades de nuestros tiempos y en coherencia con nuestra identidad y misión institucional.  

Hoy, fruto de un trabajo de casi 5 años, se dan los pasos para su institucionalización, en el marco del rediseño curricular y los compromisos contraídos en el Plan de Desarrollo Estratégico 2012- 2020.   

Un camino recorrido. El año 2011, un grupo de académicos movidos por el legado del Cardenal Silva Henríquez y la experiencia acumulada de actividades en comunidad que históricamente se han desarrollado en la UCSH, comenzaron a estrechar lazos con otras universidades que promueven el aprendizaje servicio y, en ese contexto, con el Centro Latinoamericano de Aprendizaje y Servicio Solidario (CLAYSS); es así como se conforma un equipo docente que comienza a entender el alcance del trabajo bidireccional y la significancia de educar a partir de la interacción con comunidades de su entorno.

Así se inician las primeras experiencias en aprendizaje servicio, con proyectos piloto, que se construyen desde el trabajo conjunto de tres pilares fundamentales:  los docentes, los estudiantes y un tercer actor de gran importancia que es el socio comunitario; este último, puede ser una institución o una comunidad que  plantea una necesidad sentida, a partir de la cual se establece un trabajo articulado y consensuado, que busca dar respuesta a esa necesidad desde los contenidos y aprendizajes esperados de una determinada actividad curricular del Plan de Estudios  y, consecuentemente, del perfil de egreso de los estudiantes.

El año 2012, la UCSH accede al Programa de apoyo a Universidades Solidarias que ofrece CLAYSS, el que contemplaba nuevas capacitaciones presenciales y a distancia, lo que permitió un mayor sustento teórico a los docentes participantes que se fueron sumando y la oportunidad de integrar redes con otras instituciones de educación superior, nacionales e internacionales, que desarrollan programas de Aprendizaje servicio. A la fecha, un promedio de 16 cursos (secciones) de distintas carreras, implementan proyectos de Aprendizaje servicio cada semestre. 

Existiendo varios factores, entre los que se puede destacar la sintonía de A+S con los principios que inspiran a la UCSH, el Modelo de Formación y la proyección de nuestra universidad en el eje de Vinculación con el medio, es que el año 2012 se compromete la incorporación de la metodología Aprendizaje Servicio, en el Plan Estratégico de Desarrollo 2012-2020, desafiando así el compromiso y la motivación en las Facultades y Escuelas.  El año 2014, se crea el área de Aprendizaje Servicio en la VIDE, que actualmente depende de la Dirección de Vinculación con el Medio y desde donde se coordina el ya iniciado proceso de Institucionalización de la metodología, en conjunto con la Dirección de Docencia, hecho que en líneas generales contempla la incorporación explícita de Aprendizaje Servicio en el rediseño curricular e innovación de la docencia.

 “La idea es que el estudiante al final de su carrera y su paso por la UCSH, haya participado de, a lo menos una o dos experiencias de servicio ligadas a su formación profesional y como parte de su plan de estudios”, señaló Patricia Dintrans, coordinadora de A+S en la UCSH.

  Experiencias que dejan huella. Las experiencias desarrolladas se han ido acotando particularmente en la focalización de los socios comunitarios, conforme a la política de Vinculación con el Medio y al compromiso que se establece con las comunidades o instituciones con las cuales se construye el aprendizaje y el servicio. Es así, como uno de proyectos destacados, por su impacto y proyección, es el que protagonizan estudiantes de la carrera Pedagogía en Educación Diferencial, desde el año 2012 a la fecha, en el Centro abierto Santa Adriana, comuna de Lo Espejo, bajo la supervisión y acompañamiento de la docente Magaly Espech.

En la actualidad, y con los aportes de un fondo adjudicado (FDI Mineduc), se implementa una Ludoteca, con materiales elaborados por los estudiantes, y destinados a la mejora de los aprendizajes de lenguaje y comunicación socioemocional de aproximadamente 80 niños y niñas entre 4 y 16 años provenientes de sectores socialmente desfavorecidos.

Un aporte al desarrollo profesional consciente de nuestros estudiantes:

Caterine Rivas, estudiante de Educación Diferencial en la UCSH, hace un tiempo que integra el proyecto en el Centro Abierto Santa Adriana, explica que la instancia pretende contribuir al bienestar mental y emocional de los menores, ampliando su vocabulario emocional y la utilización de estrategias que le permitan afrontar de manera resiliente sus diversas realidades.

Según comenta Caterine, “cada experiencia de Aprendizaje Servicio ha sido un descubrir la importancia de encontrarnos con las personas en los diferentes contextos valorando y entendiendo que el conocimiento de dicha comunidad, su realidad, sus fortalezas, sus debilidades deben ser las que motiven, dirijan y articulen una labor pertinente en todas sus dimensiones, exigiendo de nosotros como estudiante, una mirada crítica y abierta, de manera que podamos conectarnos realmente con las vivencias y las necesidades, de manera que nuestra labor no parte desde el asistencialismo, sino que se sustenta y parte de un trabajo conjunto con la comunidad”.

Docentes comprometidos con mejorar la calidad de los aprendizajes y el servicio

La importancia de cada docente como guía de los proyectos, radica en su compromiso, su rol mediador y flexibilidad para modificar sus acciones pedagógicas, velando por la calidad de los aprendizajes de los estudiantes, acompañando el diseño de un producto o acción que se ajuste a las necesidades del socio comunitario y articulando caminos que beneficien a todos los integrantes de esta tríada.

En el caso de Ricardo Rubio, académico de la Escuela de Pedagogía en Historia y Geografía, participar de A+S, le ha significado no sólo una motivación personal, sino también, una motivación a mejorar la calidad de los aprendizajes de sus estudiantes, lo que ha logrado gracias a lo que llama un proceso de “aprendizaje continuo”, dado que cada semestre puede incluir ideas nuevas. “Yo he ido aprendiendo junto a los estudiantes y las personas de las comunidades con las que hemos trabajado y siento que todavía queda mucho por mejorar”, señala.

La experiencia que dirige el académico y geógrafo, incluye el trabajo con campamentos de las comunas de Maipú y San Bernardo, donde junto a un grupo de estudiantes han logrado realizar un catastro actualizado de las familias que ahí residen y todo lo que esto conlleva, desde la recogida, sistematización y análisis de esos datos, los cuales son muy útiles para: a) mejorar las postulaciones a los subsidios de vivienda y b) buscar otras formas de colaboración con la UCSH, por ejemplo, insertar a la gente en programas de nivelación de estudios que la Casa de Estudios Salesiana dispone.

“Veo que la respuesta de la mayoría de los estudiantes es favorable y, en el largo plazo, esa es una motivación muy poderosa. Además, los problemas sociales que interesan a la Geografía son tantos y tan diversos, que todo empeño es al mismo tiempo insuficiente y necesario en la tarea de buscar y proponer soluciones”, concluyó.

Por otro lado, Pablo Guerrero González, académico de la Dirección de Docencia, quien en agosto de este año participó en el Seminario Internacional de Aprendizaje y Servicio Solidario, organizado por CLAYSS en Buenos Aires, destaca el hecho de poder conocer, gracias a las capacitaciones y testimonios que ahí se comparten, otras experiencias de profesionales de universidades de latinoamérica.

“Gracias a mi asistencia al Seminario, me pude plantear una mirada más interesante respecto del programa en sí y reforzar la idea de potenciar este enfoque que, como otras metodologías activas, permite avanzar en el rediseño de la docencia, con un marcado acento en el compromiso social que impacte positivamente en la formación profesional y personal de nuestros estudiantes, en correspondencia con la misión de nuestra Universidad, que es justamente en lo que estamos trabajando”, manifestó.

Hoy, el programa ha crecido, se ha hecho camino en las Escuelas que se van sumando  y espera seguir avanzando en la Institucionalización del Aprendizaje Servicio como una expresión coherente con la misión de la UCSH, que contribuye a la formación de profesionales comprometidos con una sociedad más justa y solidaria.