UCSH
4 de años Acreditación
Sala de Prensa

Dirección de Comunicaciones

Detalle de Noticia

Educación en derechos humanos

Juan Henríquez, director de Vinculación con el Medio, UC Silva Henríquez.
Juan Henríquez, director de Vinculación con el Medio, UC Silva Henríquez.

14/12/2015

Cuando pensamos en los derechos humanos, sin duda, es importante hacerse algunas preguntas. ¿Cómo estamos favoreciendo una cultura inclusiva dentro de nuestro entorno más cercano?, ¿cómo favorecemos acciones al amparo de los principios de igualdad y no discriminación?, ¿cómo el Estado chileno da cumplimiento a los convenios y pactos suscritos internacionalmente?, ¿está nuestra Constitución orientada hacia la promoción y protección efectiva de los derechos humanos?

Considerando que estamos llamados a ser y actuar como ciudadanos activos dentro de nuestra sociedad, somos sujetos que en el marco del derecho internacional, tenemos el deber de cumplir con ciertos acuerdos más allá de la riqueza propia de la diversidad, debido a la riqueza propia de la naturaleza humana.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, realizada hace exactamente 67 años, nace en un determinado contexto socio-político, con el acuerdo de algunos Estados y con la participación de ciertos representantes del mundo, principalmente, político. Sin duda, ha sido una base fundamental para el desarrollo de una cultura con enfoque de derechos.

Ahora bien, es atendible reflexionar críticamente sobre dicho escenario y contexto y la (no) legitimidad para la relación occidente-oriente, por ejemplo, en esta materia. Igualmente preocupante es lo amplia que quedó en relación a las necesidades específicas de grupos, hoy conocidos, como de especial protección.

Independiente de aquello, me parece que el derecho internacional ha dado cuenta gradualmente de dichas necesidades y hoy en día se encuentra configurado un sistema universal y uno interamericano que nos rige y que nos orienta hacia la construcción de un Chile cada vez más justo.

Por lo mismo, me pregunto: cómo no aprovechar el escenario de discusión en torno a la Constitución, cómo no aprovechar la Ley “Zamudio” sobre la no discriminación (2012, Chile), o el Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas (2008, Chile), o la Ley 20.422 sobre Discapacidad (2010, Chile), o la Ley 20.830 sobre el Acuerdo de Unión Civil (2015, Chile), o la Convención sobre los Derechos de los niños (1990, Chile), o el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1969, Chile), entre otros tantos que podría nombrar.

Nuestra universidad no está ajena a este escenario y, por ello, hemos y seguiremos avanzado sustancialmente en materia de promoción y protección de los derechos humanos. Es parte de nuestro legado, de nuestra identidad, nuestro sello y compromiso social. No olvidemos que debemos dar cuenta de esto, con una clara visión de conjunto, interdisciplinariamente, desde los propios equipos de trabajo, desde la docencia y la investigación, especialmente, desde la vinculación con el medio que en conjunto realizamos.

Por eso, estamos llamados a trabajar en pos de un trabajo sistemático y bidireccional con nuestros socios comunitarios y estratégicos, buscando siempre generar programas de alta calidad e impacto. Estamos llamados a promover una educación en derechos humanos.

Si pensamos a futuro en ¿qué nos distinguirá de las otras instituciones de educación superior? si sabemos enfocarlo, creo profundamente que este compromiso es uno de esos elementos distintivos. Ya tenemos reconocimiento en los focos de interacción que nos hemos propuesto trabajar preferentemente, tales como: adultos mayores, migrantes, pueblos indígenas, personas en situación de discapacidad y privadas de libertad.

Sinceramente, espero que ojalá que este trabajo se haga cada vez más fructífero y colaborativo entre las distintas unidades académicas y de gestión, ya que el centro ahí, está puesto en los estudiantes, pero también en nuestra comunidad externa.

Por todo lo anterior, pienso que cuando pensamos en instancias como el Día Internacional de los Derechos Humanos (10 de diciembre), es importante darnos respuestas con acciones concretas y sostenidas en el tiempo. Porque no es cosa de un día solamente, ya que siempre es un buen día para reflexionar sobre esto.

 

Juan Henríquez

Director de Vinculación con el Medio

Universidad Católica Silva Henríquez