UCSH
4 de años Acreditación
Sala de Prensa

Dirección de Comunicaciones

Detalle de Noticia

“Nazinger”: El robot gigante de Víctor Hugo Bravo que se tomó el Espacio San Isidro

Además, se realizará un conversatorio con el artista el martes 24 de mayo, a las 12:00 horas, en el auditorio de la Escuela de Educación Artística de la UCSH, ubicada en el mismo lugar.

04/05/2016

Con discursos iniciales del académico de Artes Visuales, Rodrigo Bruna, y del Rector de la UCSH, Jorge Baeza, se realizó la ceremonia de inauguración de la exposición "Nazinger", el imponente robot de 3 metros de altura, creado con materiales de desecho y objetos plásticos de bajo costo, instalado hoy en Espacio San Isidro (ESI) de nuestra Universidad.

La muestra inaugurada el jueves 28 de abril a las 19:00 horas, con la presencia de autoridades de la UCSH e invitados, permanecerá abierta hasta el viernes 15 de julio, de lunes a viernes de 09:00 a 19:00 horas, y los sábados hasta las 14:00 horas. Además, se realizará un conversatorio con el artista el martes 24 de mayo, a las 12:00 horas, en el auditorio de la Escuela de Educación Artística de la UCSH, ubicada en el mismo lugar.

Durante el periodo de exhibición, los visitantes pueden llevarse un dibujo original de Víctor Hugo Bravo con carta de certificación, a cambio de una prenda de vestir de color rojo con la que el artista construirá la bandera que acompañará al robot, invitándolos, a través del trueque, a romper la cadena mercantil de la obra de arte y a ser participantes activos en la creación de su propuesta.

Un objeto de gran formato inspirado en los robots de los clásicos animé de los años 80, es el protagonista de esta exposición inaugurado en la sala de exposiciones de la Universidad Católica Silva Henríquez, dependiente de la Dirección de Vinculación con el Medio y la Escuela de Educación Artística de esta Casa de Estudios.

Nazinger es el nombre de esta pieza que, con su gran altura y pintura de camuflaje, “convierte al precario robot construido con desechos en una máquina bélica”, sostiene Bravo. De ese modo, la maqueta a gran escala que emite frases de Nietzsche, “se constituye en un ícono de la precariedad y las estéticas del maquillaje como argucias del propio mercado. Condición de blanqueamiento social. Una alegoría, un falso, un ficticio, un reflejo del poder. Seducción”, añade el artista.