UCSH
4 de años Acreditación
Sala de Prensa

Dirección de Comunicaciones

Detalle de Noticia

Pichidegua agradece respaldo de la UCSH en su lucha contra proyecto termoeléctrico

Planta pretende instalarse en la localidad de Pataguas Cerro, zona que alberga las primeras tierras que el Arzobispado de Santiago entregó a los trabajadores, en el marco de la Reforma Agraria.

11/06/2013

Un sentido agradecimiento hizo llegar a esta Casa de Estudios el  Comité en Defensa del Medio Ambiente de la comuna de Pichidegua, VI Región, con motivo de la carta enviada por la UCSH al Servicio de Evaluación Ambiental respaldando su rechazo a la instalación de una planta de Energía Renovable No Convencional en la localidad de Pataguas Cerro y  apoyando la exigencia de realizar un Estudio de Impacto Ambiental.

En dicha comunicación, el Rector Jorge Baeza no sólo destaca la importancia de esta decisión por cuanto apela al cuidado del medio ambiente, la salud y la agricultura de la zona; sino que resalta su gran valor patrimonial e histórico, dado que allí se inició la Reforma Agraria de la Iglesia en Chile, con la particularidad de que trascurridos 50 años de ese proceso, las propiedades del sector han logrado mantenerse hasta hoy en manos de los campesinos a quienes les fueron asignadas originalmente.

“El primer fundo de propiedad del Arzobispado de Santiago, que por iniciativa del fundador e inspirador de nuestra Universidad, el Cardenal Raúl Silva Henríquez, fue traspasado a sus trabajadores y se mantiene de manera mayoritaria en la actualidad en la misma forma productiva con que fue concebido e implementado por el Cardenal, es precisamente Pataguas Cerro, que originalmente tuvo una superficie de 1543 há. y albergó a 73 familias campesinas, cuyos descendientes, salvo contadas excepciones, siguen siendo hoy día propietarias del terreno que les fue entregado a los trabajadores del fundo por el propio Cardenal Silva”, indica el Rector en su carta, agregando que ello “transforma a Pataguas Cerro en un lugar patrimonial que debe ser resguardado, como lo ha sido hasta ahora con el rechazo a la declaración ambiental del proyecto de la planta energética, y exigir a cualquier otra actividad productiva que pretenda instalarse y alterar el entorno natural, un Estudio de Impacto Ambiental, conforme a la ley”.

En nombre del Comité en Defensa del Medio Ambiente de Pichidegua, su presidenta Gloria Alvarado Jorquera, envió una carta de agradecimiento al Rector y a la Comunidad Universitaria por el apoyo entregado a la causa, señalando que “la feliz visión del Cardenal Raúl Silva Henríquez de esa época se ve coronada hoy a cabalidad, convirtió los sueños de los que antes eran  trabajadores en presentes propietarios, situación que a través de los años no estuvo exenta de complejidades pero aun así supieron salir adelante, con el involucramiento total de la familia, esposo, esposa e hijos y apoyándose entre pares en sus labores agrícolas, prestándose la pocos implementos de cultivo, mano de obra y animales para el labrado de la tierra,  manteniendo  así una verdadera red de unidad entre las familias de Pataguas Cerro”.

En su mensaje, Gloria Alvarado enfatizó también las riquezas naturales y culturales de la zona, así como el gran valor económico que aporta a la región y al país. “Toda la historia de esta hermosa tierra no debe ser sacrificada en pos de poderes económicos que solo llevarían a la pérdida de los valores patrimoniales, culturales, naturales, medioambientales de nuestro querido valle, por tanto habría que impedir cualquier agresión de proyectos nocivos que vayan en contra de la salud de las personas, la vocación agrícola de la zona y la hipoteca del futuro de nuestros niños”, finalizó.