UCSH
4 de años Acreditación
Sala de Prensa

Dirección de Comunicaciones

Detalle de Noticia

Facultad de Cs. Religiosas y Filosofía realizó Coloquio de Bioética

La Escuela de Filosofía y la Facultad de Ciencias Religiosas y Filosofía de la U. Católica Silva Henríquez organizaron el Coloquio de Bioética y Corporalidad, “La posibilidad de Habitar el Ethos en contexto latinoamericano”.

21/06/2016

Con el propósito de discutir desde la perspectiva de la Bioética y la Corporalidad en torno a las tensiones y preocupaciones acerca de las consecuencias adversas en la vida y la salud de la población humana y de otros seres vivos, provocados por la inadecuada aplicación del avance científico y/o la aplicación irrestricta del modelo económico actual, se realizó el Coloquio “La posibilidad de Habitar el Ethos en contexto latinoamericano”, organizado por la Escuela de Filosofía de la Facultad de Ciencias Religiosas y Filosofía de la UCSH.

Para el Decano de la Facultad, Carlos Abrigo, la importancia de la actividad radica en que “nuestra Universidad está iniciando su incursión en esta área disciplinar de la Bioética, vemos en ella la posibilidad de realizar trabajo interdisciplinario que contribuya a ser un aporte en temas país mediante el desarrollo de aquellos cuatro ámbitos que nuestra Universidad ha privilegiado en su carrera académica: Juventud, Familia, Ecología Humana y Bien Común”.

Durante el coloquio se realizaron diversas exposiciones con temas sobre el cuerpo, la medicina y el género. Una de ellas fue la realizada por la Coordinadora del Área de Interculturalidad de la UCSH, Constanza Tocornal, “Cuerpo y medicina de los indios andinos según la mirada del cronista colonial: Invitación a una reflexión retrospectiva”.

Entre los invitados externos estuvo presente María Queñilén, mujer de medicina Mapuche, colaboradora Unesco, Postítulo en Obstetricia, partos conscientes y medicina natural y académica de Postgrado de la Universidad de Santiago de Chile. Queñilén durante su ponencia destacó: “Hay que ser coherentes, hay que ser consecuentes, haciéndonos protagonistas valóricos para con nuestra tierra primero, nuestra vida después y especialmente con nuestra comunidad, porque es la única en que nosotros nos vamos a poder decir "estamos liberados para la cultura o somos afluidos"”.