UCSH
4 de años Acreditación
Sala de Prensa

Dirección de Comunicaciones

Detalle de Noticia

Escuela de Educación Parvularia UCSH interiorizó nuevo método pedagógico en la Región de Coquimbo

Estudiantes visitaron jardines infantiles de la ciudad de Salamanca, donde se imparte la metodología Reggiana.

27/06/2013

Doce estudiantes de la  actividad curricular “Pedagogía Infantil desde una perspectiva Reggiana”,  pudieron ver en la práctica esta metodología de aprendizaje italiana,  la cual trabaja proyectos que surgen mediante  los intereses del niño.

Para la encargada de la actividad curricular optativa, Mónica Reyes, esta visita representa para las alumnas un gran paso en sus carreras. “Pues pudieron compartir y ver cómo las educadoras de los jardines guían esta propuesta”, explicó.

La pasantía se realizó en dos jardines de Salamanca (Blanca Nieves y Chelleping) municipios donde  la metodología “Reggiana”, es un sistema financiado por la alcaldía de dicho lugar y la Minera Escondida.

Cabe destacar que esta metodología pedagógica, implementada luego de la Segunda Guerra Mundial, trabaja para el desarrollo infantil según el contexto en el que se encuentre el menor. “Hay una mirada respecto al niño como un ser potente rico constructor de cultura, no sólo del  que hay que proteger y cuidar, sino que se le ofrece posibilidades para su progreso”, afirmó Mónica Reyes.

Testimonio de Nayadeth Adasme

La estudiante de la carrera de Educación Parvularia (nivel 500), Nayadeth Adasme Irarrázaval, contó su testimonio tras la pasantía realizada en  los jardines de Salamanca.

A continuación detallamos su experiencia:

La pasantía pedagógica realizada en la comuna de Salamanca fue realmente innovadora,  porque permitió conocer una perspectiva diferente a la que se realiza comúnmente en nuestro país y se nos enseña como educadoras en formación.

En un primer acercamiento hacia esta metodología, participamos en una reunión de carácter informativo donde pudimos nutrirnos de la  manera en que se sustenta económicamente esta mirada de Reggio Emilia en Chile, en otra instancia conocedora y exploratoria, pudimos observar un mundo diferente a los que vivenciamos en constantes pre- prácticas educativas tradicionales.

Otro punto referente a lo vivenciado en Salamanca y la cotidianeidad que como educadoras tradicionalistas estamos acostumbradas, es referente a la ambientación, ya que en una visita a un Atelier (taller donde los niños desarrollan sus interés y se les ofrecen materiales diversos y ecológicos para la realización de juegos y experiencias de exploración por parte de los niños sin dejar de ser un aprendizaje aún más significativo) nos dimos cuenta  que era muy naturalista, acorde a los colores que representaban a la zona de ubicación de estas instituciones.

En la participación en la reunión de la comunidad de aprendizaje, con los equipos de los distintos proyectos, pudimos apreciar  estrategias ocupadas en esta pedagogía Reggiana. Si bien generó cuestionamiento en cuanto a los saberes adquiridos en mucho de nuestros procesos de formación como futuras docentes, me di cuenta especialmente que muchos conceptos no eran circundantes a  lo que ya está internalizado en mi intelecto, pues se habla de proyecciones, proyectos y documentación, siendo elementos parecidos a los ocupados en los procesos de evaluación.

Siguiendo en la misma línea,  viví la experiencia del trabajo pedagógico Reggiano en una institución que cumplía con muchas características para impartir esta metodología, en contraste a otro tipo de labor pedagógico normalizado.  El apreciar las diferencias existentes, me permitió darme cuenta de lo que es verdaderamente esta mirada, algo diferente a lo que nosotras conocíamos, pudiendo revalorar lo aprendido y lo que muchos referentes teóricos suscitan.

Si bien el niño debe ser enseñado de forma integral e holística, debemos potenciar sus aprendizajes en todo momento, porque tienen las capacidades. Ellos son igual de importante a lo que uno pretende limitar en sus planificaciones. Esto no quiere decir que no ocupen un sustento teórico como lo son la Bases Curriculares de la Educación Parvularia porque, si bien, son una orientación para ellas, no se limitan a edades que contemplan las Bases Curriculares en cuanto a Primero Ciclo y Segundo Ciclo.

Por último puedo resumir esta experiencia en la siguiente frase:

“El niño es potente y necesita comprensión, recursos e instancias, creando aprendizajes tan propios que enriquecen el alma infantil”