UCSH
4 de años Acreditación
Sala de Prensa

Dirección de Comunicaciones

Detalle de Noticia

Freddy Timmermann: “El estudio del miedo es un aporte fundamental para cautelar los Derechos Humanos en tiempos de paz”

“Miedo y Sociedad Contemporánea” se denomina el seminario que organiza el académico Freddy Timmermann en la Universidad Católica Silva Henríquez.

09/08/2013

La presencia de miedos estructurales propios de la globalización negativa en que estamos inmersos, y también aquellos producidos desde poderes factuales diversos que impiden la construcción autónoma de un espacio social, impulsaron a Freddy Timmermann, académico y director de la carrera de Pedagogía en Historia y Geografía de la Universidad Católica Silva Henríquez, a organizar como parte del Proyecto Fondecyt que dirige, el Seminario denominado “Miedo y Sociedad Contemporánea”.

La iniciativa se desarrollará el próximo jueves 29 de agosto, en la Aula Magna de la Universidad Católica Silva Henríquez, desde  las 09:30 a las 13:30 horas.

En la ocasión expondrán:

- Maximiliano Korstanje: Dr. Psicología Social del Departamento de Ciencias Económicas. Universidad de Palermo, Argentina

Nombre ponencia: “El Apego de las Sociedades Anglosajonas al Miedo/Riesgo. Un diagnóstico preliminar”.

- Ivan Pincheira: Doctor en Estudios Americanos del Departamento de Sociología. Universidad de Chile.

Nombre ponencia: "La gestión gubernamental del miedo en el Chile de la Postdictadura".

- Freddy Timmermann: Doctor en Historia de la Escuela de Pedagogía en Historia y Geografía. Universidad Católica Silva Henríquez, Santiago de Chile.

Nombre ponencia: “Miedo y Terror. Chile-Argentina, 1973-1978”.

- Mario Laborda: Doctor en Ciencias Cognitivas y del Comportamiento del Departamento de Psicología, FACSO, Universidad de Chile

Nombre ponencia: "Análisis funcional del miedo"

- Claudia Rosas: Doctora en Historia de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas. Pontificia Universidad Católica del Perú

Nombre ponencia: “Tiempos de violencia y terror. Los miedos colectivos durante el conflicto armado interno. Perú, 1980-2000”.


En el marco de este seminario, Freddy Timmermann entregó su visión del miedo y como lo enfrenta la sociedad en la actualidad.

¿De qué trata el Seminario del “Miedo y Sociedad Contemporánea” y donde apunta?

En octubre del 2011 concursé y obtuve un Proyecto FONDECYT, del que soy investigador responsable, para realizar un estudio comparativo sobre la producción del miedo en los regímenes militares de Chile y Argentina entre los años 1973 al 1980, del cual se generará un texto que reunirá las ponencias presentadas en este Seminario. Este debería estar listo en noviembre o diciembre, a más tardar en marzo del próximo año.

¿A qué tipo de miedo se refiere este Seminario?

Aquellos que tiene una presencia concreta en el mundo contemporáneo, aquellos que nos afectan. Por ello, el Seminario es multidisciplinario e internacional. Todo ello se suma al intento de configurar conceptos operativos del miedo para el análisis de situaciones contextualmente diversas. Por ello, es que estudio cómo operó el miedo en dos Estados terroristas, en Chile y Argentina y, puntualmente, trabajo con especialistas de ese país, con sus trabajos, expongo mis trabajos en la Universidad de Buenos Aires, entre otros. El Seminario sigue esta misma orientación: ampliar las perspectivas del fenómeno estudiado.

¿Y qué rol cumple nuestra Universidad en ese libro?

No sólo apoya decisivamente el Proyecto Fondecyt desde sus inicios, sino que otorga fondos para realizar este Seminario y para preparar el texto, además de dar todas las facilidades para realizarlo. En este sentido, el trabajo de DIPOS y Vicerrectoría Académica es invaluable. No podía ser de otra forma, teniendo en cuenta que el Proyecto tiene un efecto multiplicador que va desde los alumnos, que son los más importantes, hasta la Biblioteca que va a recibir unos 100 o 150 libros, por lo tanto, hablamos de un efecto multiplicador del conocimiento en torno a un tema que prácticamente es desconocido.

Volviendo al tema del miedo, ¿cree usted que estamos en una sociedad que vive con miedo?

Sin ninguna duda. Yo estudio los miedos en Estados militares terroristas y sin embargo, los efectos de estas producciones de miedo que se generan ahí, instalan regímenes distintos, sin las estructuras que generaron esos miedos, pero con otras que se derivan de ellos, en cuanto sistema neoliberal. Quizás el más importante miedo proceda de “individuación”; es decir, antes había una menor orfandad social, donde el individuo estaba más protegido desde todo punto de vista por acciones comunitarias que van desde un Estado benefactor, hasta una participación societal, con  decisiones consensuadas, o más consensuadas que las que existen hoy día. En la actualidad el individuo está operando prácticamente solo en establecer su espacio de felicidad, ya es muy difícil que existan formas comunitarias de operar para establecer consenso social y establecer espacios de mejor vivir. Ha perdido su identidad comunitaria, y ello genera inseguridad, desconfianza, o sea, miedo.

¿Cuál sería el miedo que vivimos los chilenos en la actualidad?

Los miedos no son los mismos que los existente en el Régimen Cívico-Militar (de que llegue una patrulla militar, te vote la puerta, te agarren a patadas, que a un miembro de tu familia lo hagan desaparecer o que por motivos políticos te echen del trabajo), sin embargo, eso hizo posible que nuestra sociedad cambiara sus estructuras y que de lo comunitario se transformara a individual en su proyección social y, por lo tanto, los miedos hoy son distintos. Estamos en una sociedad más cómoda, de más dinero, por lo que los miedos existentes están vinculados fundamentalmente a elementos de consumo, porque, por ejemplo, la deuda que contraes para ello te disciplina tu tiempo-eficiencia laboral, tu estructura de diversiones, trabajas mucho más de lo que debieras, le quitas tiempo a tu entorno familiar por trabajar por temor a que te despidan y no puedas generar más recursos para consumir. Si dejas de pagar estas fuera de la sociedad, no tienes acceso a créditos, etc. Sientes que tu realización social no se produce. Temes, por tanto, a ello.

…O sea ¿el régimen militar en Chile causó estos miedos?

Causó un miedo que posibilitó la desestructuración de lo que existía antes de 1970 y generó con ese miedo el necesario “disciplinamiento” para estructurar el régimen que hoy existe. Por ejemplo, durante muchos años se permitió estudiar y trabajar, no participar y construir el espacio social comunitariamente. Ello fue funcional a la estructura psicofisiológica que el neoliberalimo necesita, a la cultura donde los referentes televisivos y políticos son superficiales en lo profundo y profundos en lo superficial, instaurándose una cultura de la inseguridad ciudadana. No hay ciudadanía porque no hay miedo.

En ese sentido, los objetivos están más bien dados por espacios de felicidad que están conectados con la autorrealización económica, ligada al consumo. Desde la educación oficial, la formación agota el concepto de lo humano proyectándolo como un objeto transable para el mercado. Todo aquello que perturbe el mercado (diseñado y mantenido por las elites mercantiles y financieras del momento) debe ser anulado, como el individuo informado, con pensamiento crítico de su entorno individual y social, con identidad comunitaria. Se trata de controlarlo científicamente en no poca medida. Por ello es importante estudiar el miedo, la producción de miedo, porque atenta contra los Derechos Humanos básicos en tiempos de “paz”. Se trata de ser cultos de sí mismo, de objetivar lo que poseemos, porque se portan miedos inconscientes que no están ligados a un centro que produzca esos miedos, sino que ellos ocurren por el simple hecho de estar tú en la cotidianeidad de una sociedad como esta, que funciona en un acelerado tiempo-eficiencia, pues “tienes que ser eficiente en menos tiempo”, lo que no te permite generar un sosiego y una cultura introspectiva para marcar una diferencia, para saber lo que eres tú (incluido los miedos que padeces).

Eres más ignorante de ti mismo y más ignorante del entorno que te rodea y cuanto más ignorante eres, más miedos tienes. Ello no es desconocido. Entonces, el mismo sistema, ya sea partidos políticos o de gobierno, o servidores de tal o cual memoria emblemática, producen sus miedos o quieren potenciar el miedo e instalar inseguridades para controlarte de alguna manera o para controlar algunas actitudes tuyas en su provecho. Pero, además, también tú estas en una sociedad, como dice Baumann, “inserta en una globalización negativa”, es decir, estás permeado por pautas de desarrollo globales que generan inseguridades. El mundo cambió después de 1990, pero a Chile particularmente se le “preparó” en una dirección neoliberal que la Concertación profundizó. Régimen Cívico-Militar y Concertación son parte de un mismo proceso que se inicia en 1973, con miedos diferentes, pero funcionales unos a otros.

¿Qué espera a futuro?

Un mundo nada alentador para el desarrollo humano si no se genera un cambio cultural profundo en la percepción de lo que somos. Concretamente, no somos sólo objetos mercantiles que se deban desarrollar para ser transados. Mientras ello no se modifique, el ser humano formará parte de las prioridades a controlar dentro de la naturaleza para servir al mercado, menoscabando seriamente toda posibilidad de un desarrollo de otras posibilidades.

Para finalizar la entrevista, respecto de la realización del Seminario del Miedo, el profesor Timmermann reiteró la invitación a la comunidad para sumarse a esta actividad “que plantea un tema tan delicado que muchas veces portamos miedos sin damos cuenta y que políticamente en no poca medida anula nuestra capacidad autónoma de generar decisiones informadas y libres”. Reitera que “el estudio del miedo es un aporte fundamental para cautelar los DD.HH en tiempos de paz”.