UCSH
4 de años Acreditación
Sala de Prensa

Dirección de Comunicaciones

Detalle de Noticia

Libro que aborda programas de la Iglesia relacionados con el bienestar de la humanidad se expuso en la UCSH

La intervención inicial del panel fue realizada por el académico de la Facultad de Ciencias Religiosas y Filosofía de la UCSH, Rafael Niño de Zepeda Gumucio.

16/04/2014

Mediante una mesa redonda, compuesta por académicos de la Facultad de Ciencias Religiosas y Filosofía, se presentó el libro: “Indagación Cristiana en los Márgenes”, del académico Diego Irarrázaval. 

El propósito de la actividad, realizada este martes 16 de abril, fue destacar los pasajes del texto desde la perspectiva religiosa a cargo de las académicas de la Escuela de Ciencias Religiosas, Rosa Estela Yáñez Poblete y Alicia Gómez Bernal, junto al  académico de la Escuela de Filosofía, Cristian Valdés Norambuena. 

Según señaló el autor, esta obra reúne experiencias rescatadas de aproximaciones con variadas mentalidades, culturas, sensibilidades y proyectos distintos en el caminar. “Creo que el pensar hoy requiere comenzar a interactuar y construir juntos desde las diferencias”, aseveró. 

En la oportunidad, Diego Irarrázaval resumió su obra compuesta de 26 capítulos en tres elementos interesantes como son: “el desinstalarse”, “el empoderarse” y “el silenciarse”. 

En cuanto al concepto de “desinstalarse”, el escritor aseguró que “es de urgencia máxima desinstalarse de teorías y de perspectivas de muchos valores que en el momento que vivimos ya no lo son tanto, sobre todo cuando empiezas a percibir que hay un Dios, pero a su vez, tanta gente tiene una serie de vivencias espirituales muy diversas”.

De la misma forma, indicó que “quienes ofrecemos una lectura creyente del testimonio de Dios, nos acerquemos a los pueblos que sufren, pues empoderarse desde los bordes de la humanidad, es reconocer la fuerza que tienen los de abajo”.

Reseña del Libro 

Los 26 capítulos de este libro recogen la indagación en asociaciones y programas de la Iglesia preocupada por el bienestar de la humanidad. Son frutos cultivados en comunidades frágiles y sabias (en el sur peruano y ahora en una ciudad chilena), y también en congresos, publicaciones y labores de carácter internacional. El acontecer ordinario y el contacto entre personas diferentes permiten descubrir voces y silencios de Dios. Esto conlleva tomar distancia de idolatrías contemporáneas.