UCSH
4 de años Acreditación
Sala de Prensa

Dirección de Comunicaciones

Detalle de Noticia

Académico de la Universidad de Sevilla: “El sistema educativo chileno es excepcional y paradójico”

Carlos Marcelo, quien dictó un curso sobre investigación educativa en la UCSH, analizó el momento actual de la investigación en Chile y el accionar del gobierno en cuanto a Educación. Además, defendió la formación académica a distancia.

05/05/2014

En el contexto del convenio de colaboración entre la Universidad Católica Silva Henríquez y la Universidad de Sevilla (US), el académico español de dicha institución, Carlos Marcelo, arribó al país  para dictar un seminario a docentes de la UCSH sobre investigación educativa, como parte del comienzo del Doctorado en Educación.

El académico, quien además de ser Catedrático de Didáctica y Organización Educativa de la Universidad de Sevilla, es Director del Grupo de Investigación, pronunció el curso “Investigación educativa. Marco general. Instrumentos de investigación y aportaciones de las tecnologías educativas para la investigación y la formación la conferencia”

Según cuenta Marcelo, el curso está enfocado en docentes que han realizado alguna investigación, y que desean profundizar en su formación como investigadores. “Es necesario dotarse de las herramientas que manejan los investigadores. Han aprendido cómo buscar en las revistas indexadas, cómo acceder a la biblioteca de la US y cómo gestionar toda la información para que puedan dar respuesta a los requerimientos que tienen. En definitiva, deben convertirse en investigadores”, sostuvo.

Sobre el mismo tema de la investigación, el catedrático, quien además es autor de un gran número de libros y artículos en revistas especializadas en investigación educativa, fue categórico al señalar la distancia que hay aún entre la región y el continente europeo. “Nosotros, en temas de investigación, llevamos tres décadas de avance por sobre América Latina. Chile está invirtiendo mucho dinero en la investigación a través de diferentes convocatorias. Sin embargo, hay una debilidad que tiene el país y es la falta de divulgación internacional de los resultados de las investigaciones, porque si tú no publicas en las revistas internacionales, no existes”, afirmó.

Es por eso que, para el investigador, hay una responsabilidad compartida entre el Estado y las universidades. “Falta política pública de apoyo a la investigación y de gestión de la investigación. No se puede esperar que las universidades pasen del 0 al 10 en investigación sin hacer políticas públicas de apoyo a estas”, mencionó.

Paradoja chilena

“Viniendo de Europa, el modelo educativo chileno causa un poco de extrañeza”, así reflexionó el académico al momento de hablar la educación en Chile. Es que para Carlos Marcelo el Estado comete un grave error, puesto que desentenderse de la educación tiene influencias en la igualdad de los ciudadanos, su desarrollo y, en general, en la economía. “Está estudiado que cuando un país invierte en educación, el PIB de dicha nación crece y también, la distribución de la riqueza”, explicó.

Es por eso, que la comparación con el sistema educativo europeo es obligatoria y su conclusión es que la educación chilena es excepcional y paradójica. “Me llama la atención que no se haya corregido en tantos gobiernos de la Concertación. Es un sistema que no ayuda a que se dé un salto cualitativo, porque afecta tanto al futuro de las personas y  a las hipotecas de los estudiantes que hacen que al final el estudiante mire a sí mismo y no redistribuya a la sociedad”, analizó.

Finalmente, Carlos Marcelo, quien además es Director del Máster en e-learning: nuevas tecnologías para el aprendizaje a través de Internet, opina sobre ciertos prejuicios que se tienen respecto de la formación no presencial llamada e-learning. “Observamos en Chile una cierta sospecha sobre las posibilidades de que las personas puedan aprender a distancia. Se sospecha que si no hay presencia física no hay aprendizaje. E-learning es una modalidad de formación creciente y cada vez más presente, sin embargo, en Chile hay una cierta suspicacia de que pueda haber un engaño, o que haya suplantación de personalidad o que la calidad no sea la misma”, concluyó.