UCSH
4 de años Acreditación
Sala de Prensa

Dirección de Comunicaciones

Detalle de Noticia

Selección de Futbolito Damas UCSH jugó partido amistoso con internas de cárcel en Rancagua

Cerca de 40 usuarias del centro penitenciario disfrutaron de la actividad que buscó demostrar que con disciplina y esfuerzo se pueden reintegrar a la sociedad.

19/05/2014

El pasado martes 13 de mayo, la selección de futbolito de la UCSH visitó el Centro de Alta Seguridad (CAS) de Rancagua para jugar un encuentro amistoso con las internas del lugar, en una actividad coordinada entre el Área de Deportes de la Universidad y el proyecto Deportes, Recreación, Arte y Cultura (DRAC), que promueve el centro penitenciario.

El DRAC tiene como propósito llevarles a las reclusas de la cárcel “La Gonzalina” un momento de distracción, haciéndolas participar e integrándolas a actividades que no pueden realizar al interior del centro penitenciario, ayudándolas en su rehabilitación.

El establecimiento de Alta Seguridad de Rancagua, fue inaugurado en noviembre de 2005, convirtiéndose en la primera cárcel concesionada del país y cuenta con una población de dos mil personas, siendo cerca de 200 de ellas mujeres. Además, posee una sala cuna, donde residen las internas que son madres, teniendo la posibilidad de estar con sus hijos hasta que cumplan dos años.

Para el coordinador del proyecto DRAC, Pedro Palma, este tipo de actividades tienen una gran relevancia para las reas. “Adquiere una gran importancia que ellas puedan conocer un deporte que requiere tener disciplina deportiva y esforzarse. Eso nosotros lo traspasamos a la vida diaria, tratando de que ellas aprendas que sin esfuerzo ni disciplina no pueden lograr nada, por tanto, se busca educar en los aspectos valóricos para que luego se puedan reinsertar a la sociedad”, afirmó.

Las estudiantes, encabezadas por la seleccionada nacional de fútbol, Romina Parraguirre, compartieron con todas las personas que se acercaron al gimnasio de La Gonzalina, regalando balones de fútbol y petos para que las usuarias puedan seguir realizando deportes.

Para Romina Parraguirre, la actividad sirve para conocer otras realidades. “Fue una gran experiencia. Al compartir con las internas pudimos conocerlas y aprender de ellas. Esto nos servirá para todos los aspecto de nuestras vidas, porque todos podemos cometer errores, pero siempre merecemos una segunda oportunidad”, finalizó la medallista de plata en los Juegos ODESUR.