UCSH
4 de años Acreditación
Sala de Prensa

Dirección de Comunicaciones

Detalle de Noticia

Mauricio Véliz Campos:

En Chile: “Nuestra homogeneidad en las Américas no genera la necesidad de aprender inglés”

Mauricio Véliz Campos, académico de la UCSH y becado del Study of the US Institute on Culture and Society (SUSI)
Mauricio Véliz Campos, académico de la UCSH y becado del Study of the US Institute on Culture and Society (SUSI)

Falta de profesionales idóneos, motivación sociocultural y la necesidad de avanzar en la política pública articulada, serían algunos de los factores responsables en los bajos resultados de la comprensión del inglés en nuestro país.

23/05/2014

Si usted creía que gracias a la política pública de los últimos años o por la amplia oferta de institutos online que enseñan variados idiomas, el nivel de inglés había mejorado sustancialmente en nuestro país, pues se equivoca y así lo develó el English Proficiency Index (EF EPI), índice elaborado por Education First 2013, que mide la capacidad de los países en ese idioma.

El estudio que midió las habilidades de lectura, audición, escritura, gramática y vocabulario de 750 mil estudiantes y jóvenes de 60 países, posicionó a Chile en el número 44, muy por debajo de otros países de Sudamérica, como Argentina, que logró el puesto 19, Uruguay (29), Brasil (38) y Perú (39).

Para el académico de la Carrera de Pedagogía en Inglés de la Universidad Católica Silva Henríquez, Mauricio Véliz Campos, esto se debe a varios factores, destacando la falta de profesionales especializados que implementen estrategias metodológicas situadas, necesarias para el aprendizaje de la lengua inglesa;, una mayor conciencia sociopolítica y cultural que articule iniciativas complejas que trasciendan al MINEDUC y que socientalmente nos motiven a reconocer la importancia de hablar un segundo idioma, además de sistema de medición que consideren elementos contextuales.

Enseñanza de la lengua inglesa en Chile

A pesar que la enseñanza del inglés en nuestro país data del siglo 19, recién en 1998  vino la primera gran reforma: la obligatoriedad  de comenzar con la enseñanza de inglés a partir de quinto básico, sin embargo, señala Véliz que “esta medida se implementó sin haber tomado los necesarios recaudos como, por ejemplo, haber tenido profesores suficientes y calificados para dar respuesta a esta necesidad. El ministerio de Educación, indirectamente, recurrió a cualquier persona medianamente idónea”.

Si bien el MINEDUC ha realizado acciones educativas que han tenido niveles de impactos cualitativos como la implementación de sistema de medición SIMCE de inglés, la creación de Programa Inglés Abre Puertas (PIAP), el que a su vez ha impulsado una serie de iniciativas como  instancias de perfeccionamiento docente, intercambio de docentes ayudantes en aula, para el académico “éstas han sido insuficientes si no se articula una política pública que vincule a otros actores que van más allá del Ministerio de Educación (otros ministerios)”, indicó el académico..

En cuanto al plano socio-cultural, “geográficamente colindamos con países que hablan español, por lo que no es un problema hablar o no inglés; nuestra homogeneidad en las Américas no genera la necesidad de aprender inglés, como sí ocurrió hace unas cinco décadas en Finlandia, Suecia o Dinamarca, que se dieron cuenta como sociedad que si no integraban la lengua inglesa no podrían  aspirar al desarrollo social y económico, pues nadie más que ellos comprendían su idioma”, concluyó Mauricio.

¿Qué hacemos como Universidad para mejorar el nivel de inglés?

Para Mauricio Véliz, el 99% de las mallas curriculares de las universidades en Chile, que imparten la carrera de Pedagogía o Licenciatura en inglés, son concurrentes, es decir, enseñan el idioma, entregan formación pedagógica, además de una formación general. En el plano disciplinar, los currículos comparten muchísimas similitudes a lo largo del programa de formación, ya sea de forma integrada o fragmentada, a diferencia de otros países en  donde se enfocan en la formación pedagógica y metodológica, puesto que los estudiantes llegan a sus programas de formación con un alto desarrollo lingüístico en inglés.

En el caso de la Universidad Católica Silva Henríquez, existe el programa “Inglés para Todos”, abierto a toda la Comunidad Universitaria que busca difundir el conocimiento del inglés comunicativo y cuenta con  120 participantes entre estudiantes,  funcionarios y académicos que se ven beneficiados cada semestre.

Según señaló la Coordinadora del programa, Priscilla Duarte, “en lo personal, creo que sería de gran ayuda que éste se institucionalizara, para ayudar a los estudiantes a tener un mayor compromiso con su formación en una segunda lengua. Ello, implicaría, por ejemplo, que la formación en una lengua extranjera fuese parte del currículum de muchos o todos los programas que ofrecemos, en grados de profundidad diferenciados”, añadió.