UCSH
4 de años Acreditación
Sala de Prensa

Dirección de Comunicaciones

Detalle de Noticia

Vicerrector UCSH se refiere al nuevo reglamento de pregrado: “No podemos tener una idea cortoplacista del aprendizaje”

La autoridad académica aseguró que con esta medida se apuesta a un nuevo sistema que valora el seguimiento del proceso educativo del alumnado.

26/06/2014

Frente a la polémica por la modificación en el reglamento de pregrado de la Universidad Católica Silva Henríquez (UCSH), que establece la no obligatoriedad de exámenes finales para estudiantes con promedio 4,0 o superior, el Vicerrector Académico de esta Casa de Estudios salesiana, Manuel Pérez Pastén, aseguró que esta medida beneficiará el aprendizaje a largo plazo.

Pérez Pastén basó su argumento en estudios del académico chileno Jaime Moya y los españoles Juan Carlos Monedero y José Ángel, que demuestran que los conocimientos que se adquieren al momento de estudiar para un examen, que es situado a fin de semestre, son retenidos alrededor de dos meses, mientras que el trabajo constante, otorga un nivel de aprendizaje que difícilmente se olvida después de los tres años. "No podemos tener una idea cortoplacista del aprendizaje. En Europa, los exámenes finales están siendo cuestionados hace 20 años y, lo que queremos, en el fondo es dar un paso en esa dirección", señaló.

"La nota de aprobación es algo netamente arbitrario. Uno puede tener una nota 4,0, que equivale a un 57% de exigencia en una escala normal y no dar examen, así como un 5,5 para eximirse, que equivale a un 78%. Por tanto, lo que planteamos es asignar un 80% de exigencia a la nueva nota de exención", expuso.

"Sabemos que no podemos modificar toda la cultura que viene dada. En el área de las leyes, que tienen un carácter tradicionalista, por tanto, específicamente en algunas cátedras de la carrera de Derecho, se mantendrá la obligatoriedad de rendir un examen a fin de semestre", finalizó el vicerrector académico de la UCSH, que apuesta a un nuevo sistema que valora el seguimiento del proceso educativo del alumnado.

El nuevo reglamento es aplicado desde inicios de este año y fue aprobado por medio de un proceso en el que participaron estudiantes y académicos.

Los estudiantes han sentido el cambio y sostienen que la calidad de la enseñanza no se ha visto afectada y, por el contrario, la exención de examen no facilita la superación de los ramos, motivando en ellos mayor concentración en clases. Claudio Beltrán, que estudia Ingeniería Comercial en la Escuela de Administración y Economía, asegura que "subieron notoriamente la exigencia en los ramos y las pruebas dejan poco tiempo, obligándonos a estar enfocados al cien por ciento".