UCSH
4 de años Acreditación
Sala de Prensa

Dirección de Comunicaciones

Detalle de Noticia

Alejandra Álvarez, Directora de la Escuela de Enfermería

“El problema sanitario en la zona norte puede durar fácilmente un año”

A casi un mes de ocurrida la catástrofe que azotó a la Región de Atacama, dejando un 80% de la ciudad de Copiapó hundida en el barro, la profesional del área de la salud nos entrega una visión detalla de las consecuencias y medidas preventivas para evitar un colapso mayor en las zonas afectadas por el aluvión.

24/04/2015

La madrugada del 25 de marzo de 2015 difícilmente será olvidada por los habitantes de la ciudad de Copiapó y sus alrededores. Tras años de sequía se registraron intensas precipitaciones y tormentas eléctricas que no declinarían fácilmente. Cerca de las 05:00 horas, las autoridades regionales informaban que el río Copiapó se desbordaba a la altura de Paipote y su posterior llegada a las avenidas Copayapu y Los Carrera en el centro de la ciudad.

Quienes vivían en el lugar fueron testigos de cómo el agua y barro no respetó casas, plazas y calles, destruyendo todo a su paso. Los días han pasado y el incansable trabajo de maquinaria pesada, cuadrillas municipales, voluntarios, el ejército y los propios vecinos ha tenido importantes avances, pero la pregunta que surge es ¿Cuál es la magnitud del daño a nivel sanitario? Por esa razón, consultamos a la Directora de la Escuela de Enfermería de la UC Silva Henríquez, Alejandra Álvarez, para tener una visión profunda del problema sanitario.

Tras el aluvión y sus posteriores consecuencias ¿Cuál es el foco más importante a resolver desde el punto de vista sanitario?

-Lo urgente en este momento a resolver se concentra en dos focos principales que son el agua potable y el alcantarillado. El agua potable sirve para todo, desde el aseo, higiene, hasta el lavado de alimentos. Lo lamentable es que hemos visto que han estado utilizando agua contaminada para el aseo personal y el lavado de alimentos, lo que produce enfermedades gastrointestinales, diarrea, vómitos, todas las asociadas a bacterias a procesos infecciosos virales y bacterianos, lo que produce una deshidratación, sobre todo en edades extremas lo que puede terminar en una hospitalización por un rotavirus. Lo segundo es el tema de alcantarillado, que no es un tema menor, debido a que las heces salieron flotando por todas partes dentro la ciudad. Esto afecta directamente a los niños, quienes no tienen mucha conciencia sobre esta situación. Por otro lado los animales también se ven afectados, ellos a través de sus patas pueden acarrear infecciones y tener contactos con niños y adultos.

¿Qué medidas ha tomado el ministerio de Salud?

-El ministerio de salud en este tipo de casos en general siempre va un paso adelante, incluso por sobre otros países de la región. Tenemos muy buenas normas y buenos protocolos. Tras la catástrofe se activó rápidamente la campaña “Vacúnate Influenza” que se encuentra con bastantes puntos en la zona norte, con una importante cobertura. También se han tomado medidas con la vacuna antitetánica, ya que con la remoción de escombros clavos y astillas pueden provocar lesiones si no usan guantes de trabajo. Esta enfermedad es mortal y produce espasmos musculares que rompen los músculos que sostienen la columna vertebral. El gobierno ya lanzo la campaña en la cual todos los hombres menores de 40 años deben vacunarse. Por último también se ha lanzado una campaña importante para prevenir la hepatitis A, que surge por la contaminación en las aguas.

¿Qué recomendaciones se han realizado para prevenir enfermedades estomacales?

-Las autoridades indicaron que era primordial ocupar el agua potable que llegue a la zona.  Tener lugares de abastecimiento de agua o bidones específicos para agua potable. Si no tengo acceso a agua potable usar cloro para desinfectar alimentos y beber. Se utilizan entre cinco a seis gotas de cloro por un litro de agua y esperar treinta minutos para que haga el proceso de desinfección. Debido a que toda el agua que ingresó a sus casas está contaminada se recomendó que en un litro de agua verter treinta gotas de cloro para desinfectar superficies, como el piso de sus casas, patios y terrazas. También se debe considerar que bajó agua de los relaves mineros que es altamente toxica.

¿En los próximos meses cuáles podrían ser los mayores problemas sanitarios que afectarán a la población?

-Más adelante comenzarán otros focos que son enfermedades respiratorias sobre todos en los niños por la polución,  la remoción de escombros y el polvo en suspensión siendo afectados también adultos y adultos mayores. Otro factor a considerar es que a pesar que durante el día en esos sectores la temperatura es muy alta en la noche la temperatura baja mucho, sobre todo al interior. Estas oscilaciones asociadas a la polución a la contaminación provocaran un peak de infecciones respiratorias.

Para finalizar ¿En cuánto tiempo se podría superar el tema sanitario en las zonas afectadas?

-Es bastante incierto porque lamentablemente Chile es un país lleno de catástrofes y tristemente de acuerdo a la experiencia ocurre otra cosa y desaparece este hecho. Si bien los recursos ya comenzaron a asignarse en el tema de la reconstrucción, el problema sanitario puede durar fácilmente un año. Lo importante es que en este momento debemos atacar lo prioritario, que es principalmente el tema del agua potable, sino las enfermedades gastrointestinales van a continuar.   


Autor: J.P.C.S.