UCSH
4 de años Acreditación
Sala de Prensa

Dirección de Comunicaciones

Detalle de Opinión

Trabajar mucho puede ser malo para la salud (en especial de las mujeres)

Miguel Acevedo Álvarez, Decano de la Facultad de Ciencias de la Salud UCSH
Miguel Acevedo Álvarez, Decano de la Facultad de Ciencias de la Salud UCSH

En tiempos recientes ha surgido interés una posible vinculación entre horas prolongadas de trabajo y condiciones de salud cardiaca, tanto infarto al miocardio (IAM) como accidente vascular cerebral (AVC). Un estudio realizado en Corea investigó la asociación entre largas horas de trabajo y el riesgo cardíaco a 10 años, estimado mediante el modelo de Jee.

18/05/2017

Se analizó información de 13.799 personas participantes del estudio nacional de Corea de evaluación nutricional y de salud, para los años 2008 a 2012, clasificándolos de acuerdo con la duración de su jornada laboral semanal: 0–30 horas, 31–39 horas, 40 horas, 41–50 horas, 51–60 horas, 61–70 horas, 71–80 horas, and >80 horas.

Se eligió personas entre 30 y 60 años de edad, excluyendo a personas sin trabajo o con antecedentes previos de enfermedad cardiovascular o cerebrovascular.

Se identificó una asociación positiva y significativa entre el riesgo a 10 años de IAM o AVC, respecto de las horas de trabajo tanto en hombres como en mujeres. Más aún, el mayor riesgo de IAM asociado a trabajo prolongado se identificó en mujeres.

Es conclusión, este estudio apoya la necesidad de un manejo adecuado de las horas de trabajo para reducir el riesgo de IAM y AVC en la población coreana.

Como comentario final, estos resultados son coherentes con los de otros estudios previos, que apuntan en el mismo sentido de mayor riesgo asociado a jornadas de trabajo extensas. Parece razonable cruzar estos datos con los obtenidos de numerosas evaluaciones de factores psicosociales que relevan la importante carga de “doble presencia” en mujeres.

Este significa, en palabras sencillas, que muchas mujeres son trabajadoras de jornada completa y llegan a casa no a descansar, sino que a iniciar su ‘segundo turno’ de trabajo, esta vez con los deberes domésticos, de la maternidad, del cuidado del hogar y la familia.

Por lo tanto,

  1. un llamado a estar vigilante, en todos los niveles de los sistemas de salud, de la frecuencia y relevancia de la enfermedad vascular en mujeres, y
  2. en un sentido más preventivo, promover la responsabilidad compartida de los deberes familiares y del hogar entre hombres y mujeres.

Lee D., Hong Y., Min K., Kim T., Kim M., Kang M. (2016). The effect of long working hours on 10- year risk of coronary heart disease and stroke in the Korean population: the Korea National Health and Nutrition Examination Survey (KNHANES), 2007 to 2013. Annals of Occupational and Environmental Medicine, 28, 64-74.

https://aoemj.biomedcentral.com/articles/10.1186/s40557-016-0149-5

Miguel Acevedo Álvarez

Decano de la Facultad de Ciencias de la Salud UCSH